DICCIONARIO DEL
ESCÉPTICO

Robert Todd Carroll

 logo.gif (4146 bytes)
SkepDic.com


 

vertline.gif (1078 bytes)

ANGELES

Los ángeles son espíritus incorpóreos e inmortales, limitados en conocimiento y poder. Las religiones basadas en la Biblia (Judaísmo, Cristianismo e Islamismo) creen que Dios creó a los ángeles para que le adoraran. Sin embargo, no todos los ángeles de Dios actuaron angelicalmente. Algunos ángeles, comandados por Satanás, se rebelaron contra su vida de sumisión y fueron expulsados del Paraíso. Estos perversos ángeles moran en el Infierno y son conocidos como demonios.

No todos los ángeles son creados iguales. Desde la cima hasta la base, la gerarquía celestial incluye serafines, querubines, tronos; dominaciones, virtudes, potestades; principados, arcángeles y ángeles. Los ángeles tienen diferentes funciones. Algunos no hacen mas que adorar a su Señor. Otros son enviados a llevar mensajes a las criaturas que habitan en la Tierra. Otros son enviados como protectores de los humanos. Otros más se envían para combatir a los demonios, los cuales son vistos como los iniciadores de las malas tentaciones.

Aunque los ángeles son espíritus y carecen de naturaleza física, los creyentes no han tenido problema en representarlos y describirlos. Los ángeles, dicen sus defensores, son invisibles pero pueden tomar la forma de cosas visibles. Estos seres son usualmente representados como Ángelhumanos adultos o niños con alas. Las alas están indudablemente relacionadas a su trabajo como mensajeros de Dios, quien habita en el cielo. La antropomorfización de los ángeles es comprensible; descritos de esta manera se refuerza la creencia en ellos. Pero, una criatura incorpórea no puede ser descrita. Una descripción como algo menos que un humano sería poco digna de criaturas celestiales. A persar de todo, es paradójico cómo un ser sin cuerpo piensa y siente. Hablar de un espíritu como una criatura incorpórea es como hablar de la "cuadratura del círculo". Tratar de imaginar al pensamiento y al sentimiento ocurriendo independientemente de un cuerpo es como tratar de imaginar la figura esférica de una pelota ocurriendo independientemente de la misma.

Ya que los ángeles son invisibles pero capaces de tomar la forma de cosas visibles, es entendible que haya muchos "avistamientos". Literalmente cualquier cosa podría ser un ángel y cualquier experiencia una experiencia con ángeles. La existencia de los ángeles no puede ser refutada. La otra cara de ésta aseada descripción es que su existencia tampoco puede ser probada, cualquier cosa que pudiera ser un ángel también podría ser cualquiera otra, cualquier experiencia que pudiera ser debida a un ángel también podría ser debida a otra cosa. Creer en ángeles, avistamientos de ángeles y experiencias con ángeles es íntegramente cuestión de fe.

Aunque los ángeles existan sólo en la imaginación del hombre, pueden ser muy útiles. Pueden servir de vigilantes del comportamiento de los niños así como de sus protectores. Un padre puede controlar el comportamiento de su hijo convenciéndolo de que un ángel siempre lo está observando. El ángel es presentado como una clase de guardián, pero pronto el niño caerá en cuenta de que el ángel además de protegerlo lleva cuenta de todos sus actos, buenos o malos, aún aquellos cometidos cuando papá y mamá no están cerca. El ángel de la guarda es un concepto reconfortante y versátil, y es la base de varios mitos. Mucho del entretenimiento en libros, películas y televisión está basado en el concepto del ángel de la guarda, frecuentemente transformado en un superhumano poseedor de poderes ocultos.

Las religiones tradicionales no son las únicas que adoran a los ángeles. Los fabricantes de mitos de la Nueva Era han hecho de los ángeles una industria. Se publican docenas de libros diariamente que hablan de los ángeles en relación con todo: guías de la vida diaria, comunicación con la muerte, curación psíquica, etc. La venta de figurillas de ángeles y otros productos relacionados con los mismos es un negocio redondo. Como un sublime espíritu lo pone: "Gentilmente guiados por los ángeles, nutrimos y valoramos el espíritu creativo que se restaura a sí mismo".

 

 

 

©copyright 2008
Robert Todd Carroll