DICCIONARIO DEL
ESCÉPTICO

Robert Todd Carroll

 logo.gif (4146 bytes)
SkepDic.com


 

vertline.gif (1078 bytes)

AVATAR

Un avatar es una fase de variación o versión de una entidad básica continua, tal como la encarnación en forma humana de un ser divino. Avatar es además el nombre de un curso de autoayuda de la Nueva Era basado en cambiar la vida de las personas enseñándolas a manejar sus creencias. De acuerdo a Jack Raso, "la doctrina fundamental del avatar es que la gente tiene una habilidad natural de crear o "descrear" cualquier realidad a voluntad. Ésta supuesta habilidad proviene de una hipotética parte de la conciencia que sus proponentes llaman FUENTE".

De acuerdo a su material promocional: Avatar le despierta a una habilidad natural que tiene para crear y "descrear" creencias. Con este talento, puede reestructurar su vida de acuerdo al plan que usted mismo determine. Algo que la gente descubre en el curso de Avatar es que lo que están creyendo es menos importante que el hecho de estarlo creyendo. Avatar lo faculta para darse cuenta que no hay creencias "buenas" ni "malas". Sólo existen las creencias que usted desea experimentar y las que no desea experimentar. Con las herramientas que el curso le da, usted crea su propia experiencia siendo usted mismo la fuente o el creador de sus creencias. Desde ahí, es muy fácil y natural crear las creencias que usted prefiera.

Estas ideas parecen una mezcla muy obvia de verdad, trivialidad y falsedad que hasta uno duda en comentarlas. Por supuesto todos tenemos la habilidad de crear o "descrear" creencias. Por ejemplo, yo puedo creer en el Avatar o en los ángeles, o puedo no creer en ellos. Obvimente puedo reestructurar mi vida creando un conjunto de creencias basadas en mi imaginación y deseos. Pero ¿para qué lo haría? A menos que mis creencias actuales fueran falsas o dañinas, i.e., "malas". ¿Qué significa decir, por ejemplo, que los trenes son menos importantes que el hecho de que crea en ellos? Esta afirmación o es trivialmente verdadera o es una aseveración sin sentido. ¿Quiere decir esto que la existencia de los trenes es menos importante que el que yo crea o no en ellos? Si es así, la afirmación es absurda. Si quiere decir que si yo no creo en los trenes no trataré de usarlos, entonces la afirmación es trivialmente verdadera. Finalmente, si no hay creencias buenas o malas, entonces ¿cómo la gente de Avatar llegó a creer que su curso tiene algún valor? ¿Y qué diferencia hace que alguien crea en las técnicas de gestión de creencias de Avatar?

 

 

 

©copyright 2008
Robert Todd Carroll